HOMENAJE A LA PREGONERA. POR MANOLO VALLE BARRAGÁN

  • Publicado: 5/02/2018
  • Por: Redacción

Hoy ha sido un domingo muy especial. Uno de esos domingos de los que pasarán a formar parte para siempre en la memoria y guardado para siempre en el mágico archivo de nuestros recuerdos más carnavalescos.

Hoy hemos tenido el arranque de nuestra fiesta, salpicada de millones de colores, millones de papelillos y miles de serpentinas.

La fiesta del pasodoble y el cuplé, de la comparsa y la chirigota.

Con un emotivo pregón, nuestra Rocio Valle, sí, nuestra pregonera, con unas bonitas letras, que eran versos, bonitos versos escrito jamás por ningún mortal de los poetas. Porque salían del corazón mas carnavalesco de nuestra pregonera. Criada, acunada desde pequeña con las nanas de las comparsas de su niñez.

OPINIÓN: EL ABUELO SE DISFRAZA DE DIABLO

  • Publicado: 17/11/2016
  • Por: Redacción
Kisco Copado

POR KISCO COPADO "EL ABUELO"

Ya parece que suenan coplillas por los locales de ensayo, se puede decir que nada más que nos comamos los mantecados, estaremos oficialmente en Carnavales, pero por ahora a un servidor (Que este año no sale cantando) le está pareciendo ver de diferente manera este comienzo de reuniones, ensayo y demás.

Como que se ve de diferente manera la cosa desde otro punto de vista (Porque ese término de ver los toros desde la barrera lo veo muy feo utilizarlo para esto) como que le entran ganas a uno de criticar, pero siempre constructivamente, eso sí, le entran a uno ganas de colocarse el disfraz de malo, ese disfraz de diablo, y repartir a “tó quisqui”.

SABOR A ALGO, AAA CARNAVAL

  • Publicado: 17/01/2016
  • Por: Redacción

ARTÍCULO POR ÁLVARO VALIENTE GONZÁLEZ, COLABORADOR DE CARNAVALDEMORON.COM

        Tras abrir los ¨calcetines¨ que nos traen los reyes escondidos bajo celofán y papel, aparecen un atractivo, peculiar y suculento sabor. No es el sabor de las hojaldrinas de chocolates y de las bolitas de ¨coco¨, sino la aproximación del exquisito manjar de los mortales, los Carnavales.

      Ya una vez asimilado que se acabaron las navidades, la readaptación al rutinario enero, comienzan el sabor de los nervios en el estómago. Nervios por escuchar coplas, nervios por poder escuchar el 3x4 de febrero, escuchar las diferentes críticas gubernamentales, culturales, sociales que las plumas moroneras y carnavaleras, nervios por los carnavales.